Los drones ‘invaden’ Nueva York

Luis Guillermo Angel Restrepo

Drones – Luis Guillermo Angel Restrepo

La aparición de pequeños drones (aviones no tripulados) sobrevolando Nueva York ha convertido esta ciudad en el nuevo Salvaje Oeste. Así de alarmado ha definido el senador del estado de Nueva York, Charles Schumer, el aumento de drones en la ciudad.

“Hasta que el gobierno federal no establezca regulaciones claras e inteligentes, los ‘drones’ continuarán amenazando la seguridad y la privacidad de los neoyorquinos”, dijo el senador el domingo pasado.

Actualmente, la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), que regula el tráfico aéreo del país, permite a personas aficionadas usar aparatos por control remoto como son los drones, siempre que éstos se mantengan por debajo de los 120 metros de altura y vuelen lejos de áreas donde hay aeropuertos. Además, quien los pilota tiene que tener el aparato siempre a la vista cuando la aeronave está en el aire.

Con este llamamiento, Schumer puso bajo los focos mediáticos uno de los últimos fenómenos que vive Nueva York.

En la ciudad hay cada vez más adeptos que adquieren un drone como hobby, mientras que se han detectado el uso de drones para transportar drogas o hasta para vigilar a parejas infieles y pillarles “in fraganti” a plena luz de dron.

Choques contra edificios y helicópteros
La proliferación de estos pequeños aviones en Nueva York ya ha provocado más de un incidente en la ciudad, como fue el mes pasado, cuando uno de ellos casi choca con un helicóptero de la policía de Nueva York cerca del puente George Washington.

En otro incidente, la FAA propuso en mayo una multa de 2.200 dólares contra una persona cuyo dron se estrelló contra varios edificios en Manhattan, hasta que cayó en la acera donde estuvo a punto de dar a un viandante.

En julio, la agencia abrió una investigación sobre si incumplía las normas de restricción de vuelos el dron que utilizó un fotógrafo contratado por un representante demócrata para que tomara fotos de su boda celebrada en Cold Spring, población situada en los alrededores de Nueva York. El dron bajó en picado durante la celebración para tomar fotos de cerca, ante la sorpresa de los invitados.

Entre otros incidentes, recientemente el gerente de un edificio de Manhattan tuvo que enviar un email a sus residentes avisándoles que no usaran drones después que uno de ellos cayera en la terraza de un vecino.

Una comunidad de amantes de los drones
Y es que el dron, que puede llegar a costar el precio módico de 80 dólares, está de moda para todos los usos.

La popularidad que está teniendo ha hecho que los fans de este aparato hayan creado la web social Dronestagram, en la que se comparten fotografías de drones. La web cuenta con 10.000 miembros y recientemente creó un concurso dedicado a las mejores imágenes.

También existe desde hace dos años la asociación New York Drone Users Group, formada por 700 miembros y que promueve el uso responsable de la aeronave.

Pero mientras hay más aficionados, también hay más empresas que quieren aprovechar esta tecnología para mejorar su negocio como es el caso de Amazon, que está probando varios drones para poner en marcha en un futuro un servicio de entrega a domicilio de los productos que se compran a través de su web.

Además, según ha dicho el senador Schumer, también se usan drones para el tráfico de drogas o para espiar.

“Este año -dijo Schumer- se interceptó un dron que llevaba marihuana hacia una prisión de máxima seguridad en el estado de Carolina del Sur”.

Además, el senador citó el artículo publicado en julio por “The New York Post”, en el que, entre otros casos, explicaba cómo un investigador privado usó un dron para poder comprobar una infidelidad. Según explica el rotativo, el detective simuló que estaba probando un dron en Central Park. El objetivo real, no obstante, era seguir de cerca a un hombre casado que estaba siendo infiel con una compañera de trabajo en el parque.

“¿Queremos permitir a los investigadores privados que usen drones para seguir a individuos? Pensar en ello asusta”, ha comentado Schumer, que ha pedido que tanto la Agencia Federal de Aviación como el Departamento de Comercio regulen lo antes este nuevo fenómeno, si puede ser este año.

Fuente: elmundo.es

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: